Un reto es algo que alguien se propone como objetivo.

En los procesos de coaching, los niños “juegan” a retarse a sí mismos.

En el tiempo que llevo trabajando con #PequeñosHeroes, éstos son algunos de los retos en los que trabajan y se comprometen:

  • Poner más atención en las clases, lo cual les ayuda a aprender mejor y aprobar exámenes
  • Hacer más ejercicio físico, lo que contribuye a rendir mejor en los partidos de fútbol
  • Mejorar sus hábitos alimenticios, para sentirse bien y mejorar el humor
  • Gestionar sus impulsos y enfados, para llevarse mejor con su entorno y con uno mismo
  • Expresar sus sentimientos para superar sus miedos

El primer paso de este “juego” consiste en que los niños se conozcan. El autoconocimiento (quién soy, qué se hacer mejor, qué me cuesta, cuáles son mis fortalezas, mis debilidades, mis valores,…) les abre ventanas y a través de ellas ven un nuevo mundo y hasta a aquella persona que sueñan ser en el futuro: activamos “La máquina del futuro“. Y es que ver su “Yo futuro” los activa. Se hacen conscientes de sus necesidades; de aquellas cosas que necesitan ajustar para  que sus vidas funcionen mejor. También se hacen conscientes de cómo esos cambios van a afectar a su alrededor (familia, colegio, amigos, estudios, deporte, ….) y se ponen en marcha hacia lo que quieren ser algún día. Olvida quien y como eras antes y enfoca tus pasos hacia lo que quieres ser.

El segundo paso es elegir su primer “reto” y los motivos por los que luchar cada día. Sus motivaciones, sus para qués, son el motor que les ayuda para no decaer durante el camino. 

¿Qué quieres cambiar y para qué? Si ellos eligen su reto, se generan una responsabilidad propia y se convierten en poderosos.

Durante el camino, conocen el poder del esfuerzo, del sacrificio, de la superación, aprenden de sus errores para hacerlo mejor cada vez y disfrutan, tanto .

Su mejor victoria es la superación personal y ver cómo si ellos cambian o ajustan pequeñas cosas, su entorno les acompaña. Y su autoestima empieza a dar pasos hacia arriba.

Sus comodines son la familia. Esos aliados que van a creer hasta con los ojos cerrados que el cambio en los niños es posible, que van a estar alerta de sus pequeños avances y que los van a ayudar a superar barreras. 

Y el juego, funciona. Siempre hay algún reto por el que jugar y luchar y lo hacen muy bien. Como no, es El juego de su Vida.

Elena Bernabeu

#PequeñosHeroes

 

 

 

 

Anuncios