Parece mentira, pero ya se terminan las vacaciones y empieza otro año escolar.

Si para nosotros, los adultos, resulta difícil incorporarnos a la rutina después de disfrutar de unos pocos días de vacaciones, para los PequeñosHeroes la vuelta a la rutina es bastante más dura puesto que supone retomar horarios, tareas, deberes, actividades extraescolares, estudiar, planificarse, etc….

Acompañar a los niños a través de procesos de coaching durante el curso supone una ayuda a través de la cual el niño fija su meta y su propio plan de acción durante los meses del curso escolar.

Los beneficios que se pueden conseguir son, entre otros:

  • Mejora la motivación de los niños por aprender y se consiguen cambios positivos en su actitud
  • Potencia su desempeño y sus habilidades
  • Mejorar  las relaciones en su entorno
  • Desarrolla la autoconfianza para que sea capaz de tomar decisiones y asumir sus propias responsabilidades
  • Ayuda a alcanzar sus propias metas y objetivos propuestos al inicio del proceso
  • Potencia las capacidades individuales de cada niño

El inicio del curso es el momento idóneo para empezar a trabajar con los niños y yo estoy dispusta a comenzar aventuras con ellos.

 

Anuncios