Cuando el vaso esta lleno, lo mejor es ... ¡Flotar!

Dejarse llevar y pensar que todo pasa es una forma de empezar a cambiar tu actitud ante las cosas que percibes que no van bien. Ten en cuenta que a la mañana siguiente, cuando despiertas, el vaso siempre se ha vaciado un poquito. Feliz martes!

Anuncios